Estrategia y táctica de la lucha de los trabajadores

Resumen: La estrategia de la clase de los trabajadores, tiene como referencia las tareas políticas de nuestra época, y las mismas deben concretase mediante tácticas adecuadas.

La lucha obrera contra el capital surge como necesidad para tratar de mitigar las penurias y explotación a que someten a la mayoría de los trabajadores. El capitalismo, en diversas épocas y en esta en particular, ha inyectado al interior del movimiento la ideología burguesa, apartando a muchos trabajadores de sus deberes de clase.

En el curso de la lucha, los trabajadores organizo a los sindicatos y, en algunos, casos la evolución de estos ha permitido resistir en mejores condiciones (no es a si en la actualidad).

En nuestra época, el empirismo, la improvisación y el espontaneísmo son factores de atraso. Para superarlos, necesitamos de referencias fundamentales, banderas comunes, a enarbolar en todas partes del mundo.

Tareas Políticas

Las tareas políticas de los trabajadores se refieren a los problemas candentes de nuestro movimiento, desde un punto de vista estratégico son los siguientes:

  1. Formular y desarrollar el Programa de los trabajadores.
  2. Construir organización en todos los nivele.
  3. Vertebrar y articular la lucha social en todos los países.
  4. Desarrollar la cultura obrera para la elevación de la conciencia de clase.
  5. Practicar la solidaridad proletaria internacional.

El programa de los trabajadores es necesario, incluso imprescindible, es la referencia para la acción, son las banderas, el ¿Por qué luchamos? El Programa  es para las condiciones de hoy, no es de una vez y para siempre. Se trata de un Programa para la transición que debe ser evaluado constantemente y re-formulado según las circunstancias.

Construir organización significa crear estructura organizativa, como medio para llevar adelante el Programa. Las organizaciones existentes deben fortalecerse, evolucionando coherentemente y transformándose en formas adecuadas y congruentes con las necesidades del movimiento. Es importante, también atraer a los trabajadores que nunca han estado sindicados e incorporarlos a la lucha de una forma unitaria.

En todos los países hay sectores sociales en lucha, La clase obrera tiene el deber de enarbolar las banderas del presente, tales como, los servicios públicos, la defensa de los recursos naturales, los servicios estratégicos, así mismo la sanidad, y la educación, el agua y el medio ambiente. También, es necesario apoyar la lucha por los derechos sociales y políticos de todos los pueblos y comunidades.

El alma del movimiento debe ser su conciencia. Para ello, es preciso desarrollar el concepto de cultura obrera, referido a la cultura del movimiento obrero. El propósito es desarrollar la conciencia de los trabajadores para elevarla al nivel de conciencia de clase.

Practicar la solidaridad internacional entre los trabajadores  es un importante medio para lograr la identidad de clase que nos permita asumir acciones unificadas.

En la lucha de clases, toda lucha es política. Es característico que el capital y el Estado siempre enfrente al movimiento obrero y lo reprima. Es necesario, por tanto, proceder tácticamente, valorando con la mejor precisión la relación de fuerzas, teniendo presente que, lo más importante es preservar, dentro del movimiento, el futuro de éste.

Lo anterior significa que la lucha se gana en los preparativos y la lucha de los trabajadores es un batallar sucesivo que no triunfa en un solo acto ni de inmediato. El futuro del movimiento tiene en la organización de los trabajadores a su principal baluarte. Por ello, en cualquier circunstancia es pertinente conservar a la organización para estar capacitados para continuar la lucha de clases.

El discurso enseña pero el ejemplo arrastra. Es decir, no basta los llamados, los trabajadores conscientes debemos ser ejemplo de trabajo, estudio, honestidad y ética, con una práctica política unitaria, incluyente y democrática.

La movilización no son solamente marchas y mítines. Conviene diseñar planes de acción múltiples que permitan incorporar al conjunto de los trabajadores. En ninguna parte existe la democracia obrera sin participación de los trabajadores. Esto implica la toma de decisiones colectivas mayoritarias para asumir acciones de gran calado.

La prensa de los trabajadores y la huelga son dos armas fundamentales de la clase trabajadora que deben utilizarse conscientemente. La presa de los trabajadores es un importante medio para la organización y educación de los trabajadores. La huelga es un medio, jamás un fetiche, para el logro de algunas conquistas. Pero el uso de este medio requiere un alto nivel de responsabilidad política, tanto para hacerlo exitosamente posible, como para evitar que pierda efecto.

La dirección política del movimiento necesita incorporar a los mejores trabajadores para evitar la burocratización. En todo momento, los representantes deben rendir cuentas, teniendo los trabajadores el derecho de revocarles la representación.

CONCLUSIONES

Sacamos las siguientes propuestas:

Llamamos a los trabajadores de España y del mundo a la lucha unitaria basada en un proyecto de clase que tiene como tareas políticas las siguientes.

  • Formular y desarrollar el programa de la clase de los trabajadores
  • Construir organización en todos los lugares y a todos los niveles
  • Vertebrar y articular la lucha social en todos los lugares
  • Desarrollar la cultura obrera para la elevación de la conciencia de clase
  • Practicar la solidaridad proletaria internacional.

Janus

Anuncios